Ajuca

Tecnología

  • Aire acondicionado y refrigeración en la Antigüedad

    A principios del siglo XX, las altas temperaturas y la humedad amenazaban la reputación de los trabajos de impresión en color de la compañía Sackett-Wilhelms Lithographic and Publishing de Brooklyn (Nueva York). El abombamiento del papel y el secado incorrecto de las tintas eran los responsables de las impresiones borrosas que echaban por tierra todo el trabajo y aumentaban los costes de producción. Así que, en 1902 encargaron a la Buffalo Forge Company (Búfalo, Nueva York) la tarea de resolver aquel problema, y ésta le encargó el trabajo a Willis H. Carrier, un joven ingeniero de 25 años que ya había diseñado proyectos para instalaciones de calefacción y deshumidificación. Ese mismo año se registró la patente U.S. nº 80.897, titulada Aparato para tratar aire y asignada a Carrier y Buffalo Forge Company, un invento que permitía controlar la temperatura y la humedad, el aire acondicionado moderno.

    ¿Y cómo era el aire acondicionado en la Antigüedad?

    Al caer el sol, los egipcios colocaban en las ventanas unas esteras de juncos o palma empapadas en agua, y sobre ellas un pequeño recipiente agujereado que goteaba agua para mantenerlas humedecidas. La brisa cálida de la noche producía la evaporación y refrescaba el interior de la casa, además de aumentar la humedad en el aire, lo cual era muy de agradecer en estos climas.

  • Científicos consiguen combustible de hidrógeno a partir de agua de mar y energía solar

    Un dispositivo diseñado en la Universidad de Stanford es capaz de producir hidrógeno de forma eficiente y barata. Este podría ser usado para impulsar coches no contaminantes.

    La novedad está en usar unos electrodos que no se desgastan al usar agua marina y que permiten producir hidrógeno más rápidamente

  • Transforma agua del mar en agua dulce potable, usando luz solar, en solo 30 minutos

    Un equipo de investigación global ha conseguido transformar agua salobre y agua de mar en agua potable segura y limpia en menos de 30 minutos utilizando marcos de metal-orgánicos (MOF) y luz solar, según publican en la revista ‘Nature Sustainability’.

    En un descubrimiento que podría proporcionar agua potable a millones de personas en todo el mundo, los investigadores no solo pudieron filtrar partículas dañinas del agua y generar 139,5 litros de agua limpia por kilogramo de MOF por día, sino que también realizaron esta tarea con más energía de manera eficiente que las prácticas actuales de desalación.


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 30 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.